KIKO MATAMOROS TIENE BUENAS NOTICIAS

El colaborador de 'Sálvame', a la espera aún del alta médica, puede respirar un poco más tranquilo tras conocer una novedad importante respecto a su enfermedad.


Para Kiko Matamoros recibir y asumir la noticia de su enfermedad fue un trago muy amargo que, tal y como él mismo ha reconocido, le costó bastante asumir. “Pensé en la muerte, te pones en lo peor”declaró incluso el colaborador en 'Sálvame'. Sin embargo, tras su paso por el quirófano el pasado 6 de agosto para someterse a una intervención quirúrgica para extirparle los tumores de la vejiga, Kiko Matamoros recibe por fin una buena noticia que viene a darle un pequeño respiro y a dibujar una sonrisa de optimismo en el rostro del ex de Makoke.


Tras superar con éxito la operación, Kiko Matamoros descansaba ayer en su habitación del Hospital Quirón de pozuelo, en Madrid. “Está tranquilo acompañado de su pareja, Marta López, y por Anita Matamoros”, explicó Kike Calleja en una conexión desde el hospital con 'Sálvame'. Prueba de que el colaborador se encuentra tranquilo y bien es que “está viendo 'Sálvame y comiendo bollitos de chocolate que le ha traído Anita porque le gustan mucho”, matizó Calleja.


Pero más allá de la compañía y de los dulces, lo que realmente le habría dado un respiro de alivio es la buena noticia que le dieron los médicos tras la operación. “Kiko Matamoros está esperando el resultado de anatomía patológica del tumor que le han quitado que al final sólo ha sido un tumor y estaba bastante localizado lo que es una buena noticia. Ahora hay que ver qué tipo de tratamiento le ponen”, contó Kike Calleja durante su conexión. Recordemos que en un inicio a Kiko le dijeron que tenía varios tumores localizados en la vejiga, de modo que descubrir ahora que finalmente sólo es un tumor y que además estaba bastante localizado supone un soplo de optimismo muy importante para Kiko Matamoros.


De todos modos, aún tendrán que quedarse unos días más ingresado tal y como explicaba Kike Calleja: “Le darán el alta la semana que viene porque está sondado y él prefiere marcharse al hotel donde se aloja cuando ya le hayan quitado la sonda para estar tranquilo”. Mientras tanto, el ex de Makoke espera poder volver a recibir de nuevo la visita de sus hijos ya que, según dijo Calleja, “le emocionó mucho verlos”.

Al parecer su hija Lucía estuvo con él antes de bajar al quirófano, algo que le hizo muchísima ilusión a Kiko Matamoros. El resto de sus hijos, Anita y Diego Matamoros, lo vieron después cuando subió de reanimación”, continuó contando Kike Calleja. La única ausente, por ahora, sigue siendo su hija Laura Matamoros que estaba de viaje en Argentina con su novio, Daniel Illescas.

Fuente: quemedices

Otros artículos interesantes

cargando...

Comentarios

Publicar un comentario